jueves, 6 de agosto de 2015

Detrás de las Ermitas.



SAN JUSTO en ZEANURI

Hay muchas, cada una de ellas esta cerca de nuestro corazoncito, las recónditas, las escondidas, las famosas, las inaccesibles, y las que vemos todos los días, en caminos y cruces. Todas ellas en pie siguiendo el testigo de una cultura milenaria. que perdura. Un pueblo que se reunía en esos lugares y lo sigue haciendo, no con los mismos hábitos, quizás con devociones y costumbres semi-forzadas, puede ser. A la vez que propuestas culturales desde el mismo interior de nuestros pequeños pueblos, cobran vida, y no dejan de sorprendernos. Miradas conocidas, sonidos tras-oceánicos, un placer:


Aitor Alava
6/7/15
Publicar un comentario