domingo, 13 de diciembre de 2015

Actos de egresados en Euskal Etxea-Lavallol


6 años es el número
Son los años que esta camada de alumnos, transitó por la escuela primaria, los mismos que les quedan en secundaria. Decir que es un mitad de camino es volver ala botella medio llena o medio vacía. Es un botella con seis años, sin mas. La labor de los que estamos al frente en algunas de sus clases, es hacer que esa botella sea la más llena. Siempre en esa dirección. Actualizando, reflexionando, capacitándonos, compartiendo y dando, a ellos nuestros alumnos, que también confían en nuestras supuestas locuras-docentes.


Ocho horas del incipiente día 11 de diciembre. Una Ezpata dantza adaptada, fue el inicio del primer acto escolar del día. Caminar, uno con el otro, para construir juntos un camino, común y compartido, palabras que definen una osadía, siempre querer más y buscar más. Un puente largo, padre profesores , familia, que los que quisieron transitaron sin saber, la liturgia del homenajeado, conocer la bóbeda de ese puente es un estadío de elogio hacia el que lo transita. Hay maneras para entrar hasta nuestro teatro, hasta el viernes, la Ezpata dantza no se conocía, ahora en más,si.


Seis años de singladura, para un cierre solemne. Un Agur Jaunak, que hizo acalambrar el costado semi-izquierdo de algún pecho/vasco. La trasversalidad curricular de la cultura vasca en Euskal Etxea- Llavallol en su máxima expresión. Maravilloso.

Sucede en pocas ocasiones al año. Un Euskal Etxea, en calma, aparentemente in-habitado. Regalando y ofreciendo a la retina todos lo colores y formas, los cuales en el transitar diario nos pasan desapercibidos. Y como, no, esa entrada!, por la cual todos los días, introducimos nuestros cuerpos, sabiendo que la mente, se hallará en un lugar ideal para desarrollase.
Una comida, como se merece, una conversación también merecida , en el estatus hombre a hombre, visagró los dos actos del día, y nos hizo transitar por este lugar, observando y valorando que es y hacia donde podemos ir. Está en nuestras manos.


Son ya varios años, que la danza vasca, esta institucionalizada en este acto de egresados del nivel secundario. Es un cierre perfecto, la guinda que corona el pastel con la textura y tamaño adecuado. Así, simpre el Taller de Euskal Dantza, se hace presente y despide a los alumnos/compañeros.




Comenzamos la jornada, con la Ezpata Dantza. Cerramos el Dia con ella misma, con la danza que bailan los Ezpata Txikiak. Sin dudas, la danza protocolar de Euskal Herria. Mauro, Eskerrik Asko!
Una generación, que completo un ciclo y participo activamente desde el principio. Sobran las palabras. La vida nos seguiŕa encontrado, seguramente.
Ultimos momneto de luz. Perfecto paradeleitarse con el caminarhacia un nuevo dia, con luces que resumen una jornada llena de emociones y plasmacion de logros trabajados.

Aitor Alava
12/12/15
Publicar un comentario