lunes, 24 de octubre de 2016

Una de SHAKESPEARE.

SER o NO-SER.

No hace nada, visitaba ese lugar de los sueños, si, hablo de THE GLOBE. Un teatro vivo, donde un pueblerino de la campiña inglesa, exactamente enfrente de la segunda cúpula eclesiástica más grande del mundo, utilizó su gran prosa para poner el mundo a sus pies. Donde todo es posible, donde todo existe, donde se es, se será y uno siempre ha sido.

Ser, es ser siempre, un libro no se cierra en el último renglón. Comienza ahí. Los créditos dan comienzo a tu verdadera película. El postre es cerrar un algo, con la esperanza que se vuelva a repetir. El aplauso no cierra una obra, la re-construye hacia el futuro. Es simplemente Gerundiar la vida. En ocasiones, somos siempre, en ocasiones, a ratos, puede pasar que la dilación sea amplia en nuestro ser, pero seguimos siendo. Pero siempre hay una excepción, y sucede en estos lares, en Argentina. Esos seres que eran y dejaron de ser y además se auto-rotulan. Hoy los nombraré , otro día los analizaremos. Son los EX-DANTZARIS.


AITOR ALAVA

24/10/16