domingo, 22 de noviembre de 2015

El refugio de la memoria.


BI ABESTI
Hay momentos que uno se refugia en la memoria, en sus recuerdos. Es una evasión de la realidad, mostrar inteligencia ante el dolor, curar heridas y sin-sentidos sociales, desde lo auto/afectivo, para poder caminar con la suficiencia que da la conciencia y la coherencia como persona. Ahí me vinieron a mi labios estas dos hermosas y fuertes melodías vascas:



Aitor Alava
22/11/15