domingo, 18 de junio de 2017

NO es LO que PARECE.

Los museos son placeres inmensos, no es necesario saber. No es necesario leer, no es necesario nada, salvo dejar que nuestra mente se impregne de arte que otros hicieron. Los museos muestran esas obras hechas, para el disfrute del otro. Ocultar esas obras con su capacidad de movimiento. Por suerte ocurre pocas veces. Hasta la colección mas pribada se hace pública. A veces una obra artística ya no se ve más! gente egoísta!.

AITOR ALAVA
18/6/17 .



Publicar un comentario