viernes, 20 de octubre de 2017

EUSKAL FESTA 2017-IV


LABURPEN-RESUMEN
Plantar un símbolo. Ilustra perfectamente, lo vivido el sábado pasado. Un sol radiante, huidizo en las últimas ediciones, nos iluminó a la vez que el o-in-oportuno viento también hizo el presente.
Todos los estamentos de la institución presentes, Con el presidente de la institución a la cabeza, Enrique Fagoaga, presenciaron el inicio más protocolar de la Fiesta. Himnos, abanderados de ceremonia repletos de emoción, la bendición correspondiente y unas palabras institucionales, que como hace 60 años estuvieron a cargo de los alumnos, recordando lo mismo que hiciera Enrique Fagoaga hace seis décadas.
El acto institucional sobre Gernika, del mes de Abril, tuvo su prolongación en la fiesta. 
Un Agur Jaunak tocado en la marinera Bermeo hace 50 años presentó un AGURRA, para todos los presentes y con las banderas Deportivas, más los logros del alumnado en el campo deportivo, concluyó esta primera parte.
A partir de ahí la intercalación de esquemas deportivos, gimnasia artística, gimnasia rítmica y Euskal Dantza, coparon la parte central del acto. Cintas, aros, mortales en ambas direcciones, una bandada de mariposas al viento, hicieron un canapé perfecto, con la Sorgin Dantza, Orbaitzetako Joko Dantza, Sagar Dantza, Marmutx, Sinple e Iragorriko Esku Dantza (Aiko Taldea).
El final, puso en escena al nivel inicial, con el juego como eje y un Jolastoki multicolor, con una sonoridad más que festiva. Y la Estampa. Ese final de acto, donde se da la mayor concentración de dantzaris fuera de Euskal Herria. Una conocida melodía bajonavarra, dejó a los dantzaris prestos para interpretar la Kontra Dantza Berria (J.A.Urbeltz). Como fin del acto la triada Fandango-Arin Arin-Biribilketa, donde como es ya tradición se sumaron los exalumnos de la institución.
160 minutos, para un acto que es el reflejo del trabajo de todo un año. Llagados a este punto, Euskal Echea es tomado por sus visitantes y no hay rincón de la institución donde no se disfrute de ella.
Micro-emprendimientos, muestras académicas, radio en vivo, música en vivo, patio de comidas, dantza plazan y la ejecución de un mural también en vivo, fueron las actividades que se fueron desarrollando. Hasta que rondando las 5 de la tarde, los alumnos de la 96° promoción, los que egresaran en menos de dos meses, retomaron la tradición de bailar alrededor del Roble de Gernika, que nuclea a nuestra institución.
AITOR ALAVA
20/10/17