lunes, 30 de octubre de 2017

LOS DÍAS SIN DORMIR



TRIBULACIONES



Un foco aparentemente desenfocado, marca rumbos, que lineas a futuro no sabemos si las podramos ver. Es siempre así, un caos ordenado, en ese totun-rebolutum que es actividad dinámica y folklorica. Es estar vivo. Es ser vivo. Tribulante que hay camino, y danzando se hace siempre, ya. Por ello, que los sonidos venideros no opaquen, lo que esas tablas nos dirán. Mientras, esos días sin dormir, que si existieron, para saber, que hasta el más pequeño detalle, alguna vez, fué pensado!

AITOR ALAVA
30/10/17