lunes, 21 de noviembre de 2016

Opinión.



EDITORIAL

Los famosos defectos visules, hacen que realidades evidentes, se conviertan en fantásticas a ojos-contados por el otro. Así, ver la imagen dispara una retaila de curiosidades y metáforas por y para descubrir. un circulo, el cual es siempre algo más. Cerrado sino estás en él, infinitamente abierto para los que participan de él. De esta manera llegamos a un punto de conflicto. Esos círculos solos o danzas para usos reducidos. El minimizar el fondo de armario de nuestro folkore en estructuras que merecen la pena y las otras. La tristeza invade parte de mi ser cada vez que escucho esbozos similares, y ocurre a menudo. Quedarse con la imagen real, es ser simplista y efectista, sirve, si, esta comprobado que si. El conjunto diasporil parece que necesita respirar esos aires. Solo así comprender que fuera de escenarios, solo hasta hasta las 4:42 se atisbo un fandango minuto-mediado. Mientras tanto, no nos atrincheraremos en nuestros círculos, haremos que giren y conragiren. A los otros, el día que por numero de dni, no les abran el escenario, dirán que son ex-.. y no sabrán que son, porque nunca fueron y el circulo rondará, re-rondará,,,pero si por un casual del circulo queremos salir a ese escenario, lo podemos hacer y lo sabemos hacer, ya que es el camino natural,,,lo contrario es efímero.

AITOR ALAVA.
21/11/16
Publicar un comentario