lunes, 5 de diciembre de 2016

Así me quedé!




ETUPEFACTO

Hace unos dos meses escribía: Preguntamos el mínimo detalle en un recibo de sueldo, pero nos interesa lo más infimo si tal o tal ritual existió o si la nomenclatura está actualizada,,,,podía seguir,,,,Lo que siginificó en el inicio del ritual preguntas al hueso. Desde entoces varios encuentros me han puesto contra la espada y la pared,,porque todo hay que decirlo,,, los ekinianos quieren saber.

Banquete del domingo escasos, 6-7-8 metros para entrar a el mismo y un interlocutor al que a pesar de todo lo sigo estimando. Me hace un juego dialéctico,,,para decirme lo que me quería decir. Lo que hicieron ayer, no me gusto nada. Nada que me sacase los rulos a mi famosa cabellera. Un re-pregunta de esas a media-malicia que cada dos o tres lustros suelo hacer, para un Los que saben me dijeron que no les gustó. 

Los que saben, saben ,que todo lo leído y mostrado esta justificado. Re-pensado, trabajado,,,y no se cuantos participios más. Los que saben,,, calculo que solo tratando de desprestigiar al otro, pueden intentar que el sol no les impacte en su rostro hasta el a-moramiento.

No, no me iré de estas lineas sin desvelar no los sabedores pero si lo que bailaron. Porque, mi estupefacta cara, se puso así al escuchar una glosa y ver otra cosa. Un baile,,, que nunca se escucho con su melodía... una historia que nunca se vió. Una manera de como se dice en este y otros tantos países futboleros, meter un gol al organizador. Quiero bailar un Arin Arin y lo bailo,,,,cuento cualquier historia y cuela,,, si total nadie sabe nada!. 

Si esa es su felicidad, nadie somos para arrebatársela. Pero en este espacio uno puede firmar y defender lo que escribe.

AITOR ALAVA
5/12/16