domingo, 1 de enero de 2017

FOLKLORE ARGENTINO


ALEGRÍA


Al iniciar la etapa académica en el profesorado, mirar hacia arriba era ver al Aconcagua y al Averest, uno seguido al otro. Sabiendo uno de donde parte, cuantas hojas tiene ya su calendario y la exigencia que conllevaba, fue eso, caminar en cuantas de 50 pasos, alzar la cabeza y vez que si algo se había ascendido. Otros 50 pasos, confieso que mi mentor montañero recomendaba 100, pero sepan que esa cuenta se hace eterna, así que de 50 en 50, va bien. Sin saberlo,,, si, Aconcagua, ya subido y a por el segundo. Es así que al llegar a la cima del segundo, mirar hacia atrás vemos el camino recorrido y donde uno pudo sentir imperfecciones hoy solo se ven alegrías!!!:

AITOR ALAVA
1/1/17
Publicar un comentario