miércoles, 6 de junio de 2018

EUSKAL ETXEA DEL COMAHUE-XXXII

DANZAS CIRCULARES
No es la intención, pero si parece un reclamo, no haré nada por desmentirlo. Pareciera que una clasificación clandestina, y moneda en uso, la Danza Blue, asevera que se cotiza en alza y que hay que obviar. Es una tristeza. Es morir al futuro, para parte de nuestro folklore. Todo porque la ley escrita dice que esto y lo otro es soso. Que patrón es lo que quiere el publico y que no, como si el circulo, fuese en adelante un no-carnet-  vasco. En el pasado, mentes no tan privilegiadas, decidieron que el abrazo no era vasco y todo aquello suelto si lo era, corrientes moralizadoras aparte. Si no fuese en estos lares, por algunos pocos, cierto repertorio, no se vería casi nunca. Se le relega a espacios secundarios. Si secundarios. Solo cuando un cierto aire participativo debe reinar en algún evento tiramos algún círculo. Si yo soy protagonista nada, por favor. Los análisis permonizados de estas ruedas danzadas, suelen darnos un caudal informativo, amplio y extenso. Y algo más. Son parte de nuestro ADN.

En la palabra Euskaldun, nos apoyaremos para continuar con nuestro reclamo. El que posee el euskera. El que posee ciertos códigos, esos lenguajes ocultos o públicos de algunos de nuestros círculos, es Euskaldun para la danza, permitirme este pequeño juego en el alambre silábico. Así y solo así se derriban mugas, uno del sur del Bidasoa, parece del Norte, y el del Ebro, que siempre estuvo en las colinas Zuberotarras. Alguna vez en ese carnet universal, surge la pregunta, ¿vosotros de donde sois?, no hay mayor placer que parecer vasco-universal, algo bueno habrás hecho!
Resultat d'imatges de NEKOTXEA DANTZ-ANGO
Los escenarios, son secundarios, mejor dicho, no duran eternamente, tienen su importancia durante un periodo, no siempre tan longevo y ahí surge el EX-DANTZARI. Termino acuñado persé no solo en el Rio de la Plata, casi ya, termino federal. Abandonado el escenario, el dantzari deja de serlo. Ese repertorio en busca del aplauso más difícil, no deja espacio al saber y disfrute infinito. 
Claro, los que decidimos, comer de todo, bueno, casi todo, tenemos una dieta, digamos equilibrada. Platos gourmet, hay, carnes, pescado que no falta y si verduras y ensaladas, todas en esas ollas y fuentes redondas que hacen que nuestras venas se dilaten y contraigan al son de músicas nuestras,,,, y de otros.

Hasta los más eruditos, sonríen eternamente al conocer las bondades de nuestros círculos vascos y amigos nuestros. Nuestros siete territorios históricos están repletos. No los vaciemos en la historia. Hagamos los presentes. Que la retina de nuestros espectadores, aprendan a verlos y saber que detrás de ellos hay todo un pueblo vivo que danza y late!

ARTICULO Nº 32
  1. DANZAS CIRCULARES
    7/6/18
    AITOR ALAVA