sábado, 26 de marzo de 2016

MASKARADA-X


EL BOYERO

y la


TEJEDORA

Con estas palabras comenzaban esta mas que decena de entradas sobre la maskarada de zuberoa: Este es un tema hasta ahora no abordado en este blog. Deliberadamente no abordado. Se ha escrito mucho y bien. Teórias incluso revolucionarias, leyendas ancestrales, mapas astrales del Japón, vagabundos en la noche, bueyes robados, títeres que cobran vida y gitanos errantes en el tiempo.

Este pictorama del 2013, es un buen resumen de todo lo desgranado hasta esta linea. Pero siempre estará la duda o inquietud, que más?. Tener esta respuesta es como poseer la caja de Pandora. Una minuciosa lectura de las 9(más 1) entradas anteriores, nos da una pista, hay que ser perspicaz y mal pensado con unas gotas de osadez para afirmar que es deliberado y alevoso la ausencia de citas bibliográficas en ciertos autores del trabajo que en adelante desgranaremos.
Esta instantánea, es un reflejo, es un orden y desorden, dentro de un un mundo conocido, no es mas que un caos ordenado. Ahí radica el secreto, no dejarse engatusar por los iconos y su obviedad y buscar como lo hizo JUAN ANTONIO URBELTZ en su emblemática obra "BAILAR EL CAOS", en los lugares comunes donde cohabitaban con nuestros antepasados tiempo atrás: Leyendas, cuentos, estrellas, sentencias, señores y extranjeros, extranjeros que no lo son y un mundo animal, que se humaniza para satirizar a los perfectos humanos.
 Ariadna y Teseo,  los mitos en China y Japón sobre El Boyero y la Tejedora, más un cuento zuberotarra sobre el robo de una pareja d bueyes y sus protagonistas condenados a bagar en la mismísima Osa Mayor, hace que uno se detenga en la lectura y piense en reconvertir una secuencia de pasos y música en todo un engranaje de cultura compartida en medio mundo!
Comprender, en algo tan sencillo como la cuenta de cuarenta, poder asimilarla a un calendario cristiano, no es una aseveración visionaria, transitamos por ello año a año, es  la constatación sencilla en todo un mundo popular. Quienes se apropian y atesoran en ocasiones ese tesoro, no es cuestión hoy en estas  frases. Ver como ese animal por momentos cuasi-extinto, en las montañas de Euskal Herria amalgama todo un ritual y llega hasta nuestros días sin estar presente, no es otra cosa que en-paralelar y marcar en vía colindante esta fiesta viva ancestral con la supervivencia del pueblo vasco.
La novia siempre en la maskarada en un RIGUROSE blanc, es justo en este punto donde todo el entramado metáforico Urbeliano adquiere un dimensión verdadera y creíble. Todos ven una novia, todos vemos una novia,,, si hasta mi daltonismo me respeta en esto es por ello que lo obvio no es tal, y es una novia por csar cuya situacion espacial en el cortej la situa con el padrino de boda o Jauna al señor que el robaron la pareja de bueyes. Todo es circular. Todo tiene sentido, rebuscado dirán, quizás si, lo que no se duda es de su magnetismo. Obsevar detenidamente los impás en una maskarada te da el pie hacia un hilo conductor no sabido y respetado a la vez que cual guion sabido sus participantes ejecutan con la alegría que les da su saber de pertenencia grupal y cultural.

Añadir texto después de estas imagenes, es un ejercicio de imprudencia. Solo Tomen el libro de Urbeltz y disfrútenlo!

AITOR ALAVA
26/3/17


Publicar un comentario