viernes, 11 de marzo de 2016

Profesor de Danzas Folkloricas Argentinas



HABEMUS

 PROFESORADO

Llovieron tintas la noche del jueves, y una nieve en papel picado parodió a esas tribus que se secan en el agua y se bañan en la arena, no es broma es el orden natural. Esas leyes no escritas que a ojos de otra cultura parecen inconmovibles solo una premisa, comida no se tira. El resto, uno se rindió, un ritual que no es un castigo, esa parte intima de uno que lo anhela en el fondo sabiendo que es la puerta que esta detrás. Mirar con nostalgia escenas del pasado y un subconsciente  rogando poder estar en ese muro que lamenta el pasado construido en noches no vividas, cenas solitarias, esperas de autobús, planes solitarios solo por completar una agenda estudiantil enmarcada en una vorágine laboral mientras tus seres queridos te esperan en un eterno sueño y si, tu mientras tanto con esos pasos no ta básicos que no quieres olvidar.


 Todo resumido en ese entxatre fino o exquisito ques es un ritual pasar. Un amigo negaba su esistencia y su no al pasar, que sepas de barrio villero que si te toca no librarás. La palabra de vasco no se llena esta boca ni día par o impar, solamente con Non gogoa Han Zangoa uno le es suficiente al respirar. Calza calzado del mundo en un tierra para ar, vive lo que respira y disfruta de manos que derraman vida, cada ciclo después, de vivir sufrir, sentir y amar.
Eternamente Agradecido!!!

Aitor Alava
11/3/16
Publicar un comentario