martes, 5 de diciembre de 2017

OLENTZERO-2017

OLENTZARO
Un pastor de Aralar:
Contaba aquel hombre que, por tradición oral, se había ido transmitiendo de padres a hijos la historia de que un día de fiesta, quizá cuando se celebraba el solsticio de invierno, los paganos o gentiles del lugar bailaban en la pradera de Matxabaleta, en Aralar, cuando una nube se fue acercando al lugar hasta llegar a tapar el sol. Se asustaron los allí reunidos y consultado el más anciano vaticinó que la nube anunciaba la venida de Kixmi, que en el lenguaje del momento significaba la llegada del Cristo, la venida del cristiano y el consiguiente final de su cultura, por lo que gritó:
Sortu dek Kixmi, Galduak gaituk. Jauzi mallotik bera¡ (¡Ha nacido Kixmi¡, ¡Estamos perdidos¡. ¡Arrojadme por los mallos¡.)
Cumplieron los deseos del anciano y le arrojaron al precipicio en tanto que la nube fue acabando con la vida de todos los pastores menos uno que pudo bajar corriendo hasta los pueblos cercanos para anunciar la sucedido: era Olentzero que, en versión cristiana, es el mensajero que comunica la llegada de Cristo mientras que en la explicación primitiva representa el final de la cultura hasta entonces existente. Olentzero también puede anunciar la llegada de la nueva luz, la luz del sol, al tratarse de la época en la que los días comenzaran a ser más largos.
Personaje simbólico precristiano que parece representar el fin del ciclo anual o el solsticio de invierno. Su nombre tiene variantes en diversas localidades del país:Olentzaro en Orexa, Lesaka y Arakil; Olentzero en Bera, Irún, Oiartzun y San Sebastián; Orentzaro en Zarautz; Onentzaro en Andoain; Orantzaro en Berastegi y Larraun. El área de este nombre con sus variantes comprende, pues, la zona costera y Beterri en Guipúzcoa y una parte de Navarra. Algunos de los temas que andan agrupados alrededor de este nombre van ligados en otros sitios a nombres comoXubilaro (Arakil), Suilaro (Sara), Xiularo (Uhart-Mixe), Suklaro (Salazar), Galerre(Salvatierra y Alegría), Kalerre (Ullíbarri-Gamboa), Putierre (Amarita). Según el historiador Isasti, de Lezo, con el nombre Onenzaro era designada Nochebuena en el s. XVII y dice que esa palabra significa "sazón de los buenos".
Resurrección María de Azkue le atribuye la misma significación. Otras interpretaciones apuntan a cierta época de las Antífonas de la O o "época de Oleries" (Caro Baroja) o a la "época de Noel" (Severo Altube). Satrústegui cree ver en la voz un eco más autóctono:

"Cabe, sin embargo, una última posibilidad que permite desandar el camino evolutivo de esta palabra, sin necesidad de recurrir a fuentes extrañas. Oles, es término conocido y muy arraigado en las tradiciones vascas. Es el símbolo de las canciones de ronda y significa cuestación. Todavía ahora en algunos pueblos de Vizcaya (Olaeta, Ochandiano, etc.) se valen de la expresión olez-olez ibili, para referirse a las cuestaciones de los muchachos. Quedan vestigios fehacientes de que en Navarra se conocía asimismo esta acepción. En la canción del Olentzero recogida en Urdiáin figura, incluso, dentro del texto":
 
Olez, olez,
bakallu jalez,
bost eta sei hamaika
txorixorik ez balin badago
igual dela lukainka.

Olentzero,
buru haundia,
entedimentu gabia,
bart arratsian,
eran omen du
bost arruado Zagia.

ay urde tripa haundia!
Orra, orra, gure Olentzero
pipa hartzen duela
exerita dago
kapoiak ba ditu
Arrautzatxuakin
bihar berendatzeko zato arduakin.

Jayo da, jayo da
Jaungoikuaren semia,
jayo da, jayo da
gure pozgarria.