jueves, 5 de abril de 2018

EUSKAL ETXEA DEL COMAHUE-XXIII

"otsagiko dantzak"

Las danzas de otsagabia constituyen uno de los puntos más referenciales del folklore vasco. su vistosidad. Su Musicalidad. Su ritual. Sus máscaras. Son un enigma vivo de nuestro patrimonio cultural. Como podemos comprobar el el atlas de Danzas de Nafarroa.
Sobre estas lineas reproducimos los cometarios sobre  Otsagiko dantzak de Mikel Aramburu:

La tradición de las danzas de Ochagavía en honor a la Virgen de Muskilda cuenta con más de trescientos años de historia documentada. Integran el ciclo un paseo, cuatro danzas de palos -. Emperador, Katxutxa, Danza y Modorro-, la pañolo dantza y la jota. Ocho danzantes con un enmascarado personaje bifronte a la cabeza, el Bobo, dan vida cada 8 de setiembre, ante la ermita de la Virgen, a un ritual de complejo simbolismo. La Natividad de la Virgen es la fecha que enmarca las danzas y el Patronato de la Virgen de Muskilda quien las sustenta. La víspera, los componentes del grupo con traje civil de salacenco inician su función visitando la casa del mayordomo del patronato. Luego acompañan a éste y al Ayuntamiento a la salve. En este ceremonial de la víspera, en el que se bailan todos los números y el pasacalle, se advierte cierto sentido preparatorio, de puesta a punto o ensayo general.
OTSAGI 1971
Llegado el día grande, los danzantes, ataviados con su traje blanco, desayunan en casa del mayordomo y acompañan a los gaiteros en su diana. Con ellos bailan el pasacalle hasta la basílica - un trayecto que ahora hacen en parte en automóvil-. Al llegar bailan dos paloteados y la jota (antes todos los números) y entran en la iglesia para sacar a la Virgen en procesión. La acompañan el mayordomo con el estandarte, el Ayuntamiento, los miembros del patronato y, claro está, los danzantes que al finalizar bailan en su honor la jota. Tras la procesión viene la misa durante la cual almuerzan músicos y danzantes. Al finalizar regresan acompañando a las autoridades con el pasacalles (de nuevo un tramo en automóvil) hasta llegar a casa del Mayordomo y desde ésta a la del Alcalde donde se interrumpe el ceremonial para comer. Por la tarde, danzantes y músicos toman café en casa del Mayordomo desde donde se dirigen bailando el pasacalle a la Iglesia para la función de Vísperas. Tras ésta, y de nuevo con el pasacalles, van hasta la plaza donde bailan una vez más todos los números del ciclo coreográfico ante las autoridades y público en general.
Los danzantes visten una muy característica indumentaria: holgado calzón blanco con puntilla, camisa blanca de manga amplia cerrada en el puño. Una suerte de gola o valona pirenaica que se ciñe sobre los hombros al cuello. La echarpa, sobre la camisa, es una ancha cinta en morado y oro que cruza la espalda y el pecho. Sobre ambas prendas cuelgan las multicolores cintas que se sujetan en torno al cuello con un pequeño lazo bajo la nuca y que llegan a cubrir camisa, echarpa y gola. En la cintura anudan, con la punta en pico hacia atrás, el pañuelo blanco que utilizarán en Pañolo dantza. Se tocan con un singular gorro adamascado, al que llaman cachucha, de forma cónica y pequeño tamaño que termina en borla. Calzan alpargatas sobre las medias blancas. Utilizan sonoros cascabeles de latón en número de doce en cada pantorrilla. Los palos, normalmente de boj, son sensiblemente más cortos que en otros paloteados.

El traje de Bobo nada tiene que ver con el de los danzantes. Calzón y chaqueta son de paño rojo y verde confeccionados a modo arlequinado. Porta una alforja y emplea gorro y cascabeles como los danzantes, pero para Pañolo dantza se cubre con una singular máscara bifronte.
OTSAGI 2016
El repertorio de danzas, como se ha dicho, consta de cuatro danzas de palos que reciben los nombres deEmperador, Katxutxa, Danza y Modorro; una danza con pañuelos, Pañolo, y la Jota. Hay que añadir el ya repetido Pasacalles o Paseo para los desplazamientos en el que los danzantes hacen sonar castañuelas como mero acompañamiento. El orden en que se bailan es invariablemente el citado y todas las danzas muestran una singularidad merecedora del interés de los folcloristas.

Articulo Nº 23
Otsagiko Dantzak
5/4/18
Aitor Alava