miércoles, 22 de noviembre de 2017

EUSKAL ETXEA DEL COMAHUE-X



EUSKAL JANTZIAK

Definir el traje tradicional vasco, trascurrido ya 1/6 del siglo XXI, se antoja tarea, ardua. Si, nos resulta fácil, poner un antes y un después histórico, para comprender exactamente donde estamos parados. La guerra civil del 1936, creó estereotipos totalmente falsos, tanto para la vida, llamémosle cotidiana, como para la representación escénica. Los cuales con anterioridad al mentado 36, no existían.
Un ejercicio habitual con mi alumnado es buscar la triada en colores de la Ikurriña, en múltiples representaciones folklóricas. Siempre les falta uno para el rojo, blanco y verde. Este es un primer tópico roto, Nuestro arco iris, que nos viste, es amplio, muy amplio. Todos los colores y todas las combinaciones, hasta aquellas que nos recuerdan a banderas, digámosle, no amigas. Un ejemplo, en Luzaide/Valcarlos, es común la combinación rojo y amarillo. Con esta diversidad, se multiplica incluso, según lar regiones, los valles y las profesiones, el estado civil y los usos públicos y actos en participar, sin olvidar que como toda sociedad estamos y estuvimos jerarquizados y el poder adquisitivo delimita barreras, a veces naturales, otras no tanto. 
Alava anai-arrebak.


Amaia Mujika Goñi(1) es clara en sus afirmaciones: “A que no existe un traje, sino muchos. Al museo me viene mucha gente pidiendo consejo para realizar el traje tradicional de tal sitio y siempre les digo que eso es imposible. Depende de si es para un hombre o para una mujer, de la edad y, por supuesto, de qué zona sea. Y no por provincias, hay trajes muy diversos, incluso dentro de un mismo herrialde, porque no es lo mismo un arrantzale de Lekeitio que un pastor del Gorbea, una señorita de la ciudad o una campesina ayalesa. O de si lo queremos para trabajar o para asistir a una ceremonia como un bautizo o una boda. Hay muchos estereotipos a romper en esta materia.”
  Aiara Dantza Taldea
Se cita al territorio Alaves, como el primero que perdió ciertos usos y costumbres. Es una verdad engañosa, cierta devastación cultural en Araba, permitió que en regiones más interiores perdurasen usos, prendas, hasta casi nuestros días. Favoreciendo, su reconstrucción cuasi-masiva en el último suspiro del siglo XX.
                                                                  Ekin.D.T. Nekotxea-2016
Un segundo gran mito el traje de Hilandera. Amaia Mujica es contundente: “Sí, la del traje de hilandera con la falda roja y el corpiño negro. ¡Eso no es un traje, es la ropa interior!. En aquella época a ninguna mujer se le hubiera ocurrido salir así a la calle. Sí es cierto que en algunas fotografías que nos han llegado se ve que las cultivadoras de lino usaban una especie de prenda roja, pero se trataba del refajo que llevaban bajo la falda, que se la levantaban para no manchársela trabajando en el campo. La propia palabra corpiño lo dice, era el antecesor de un sujetador y servía para eso, para sujetar el pecho”. Este hecho perdura hasta nuestros días y en algunos casos con persistencia numantina. Esperemos el futuro para llenar nuestras plazas con todos los colores!

                               Kapusai.(EKIN KULTUR TALDEA)
Elementos, que no pueden faltar, el pañuelo, la abarka, la txapela. Tenemos rasgos distinivos y podemos recuperar prendas tan hoy modernas como el Kapusai. Pueden ser rasgos distintivos en nuestra cultural y como nos ven desde afuera también. Como cita Ane Albisu(2): En las ceremonias internacionales a menudo suele haber algún representante ataviado según la costumbre de su país, en señal de su identidad local. Esta apreciación y no caer en el la vestimenta occidental hegemónica sería un paso importante a revalorizar y utilizar. Porque como apostilla Ane Albisu: es en la cabeza, en las ideas, donde reside nuestra identidad y personalidad, y ésa es la razón por la que suele ser lo último en perderse del modo de vestir tradicional, o uno de los pocos elementos que se mantienen
Nota: A pesar que nuestro patrimonio, el perteneciente a EKIN KULTUR TALDEA, continua retenido(3), seguimos siendo activos en la accion y plasmación del mejor vestuario posible. Las distancias a nuestra amada Euskal Herria, no son impedimento, para desarrollar ideas y llevarlas anuestros cuerpos en movimientos. Por ello cuando estamos por cumplir 10 años de singladura, ser insistentes en la diversidad del traje tradicional vasco, nos es una auto-obligación. Esperamos en  esta latitud, en esta convicción, ser cada día más!


Artículo N°10
Euskal Jantziak.
23/11/17
Aitor Alava

(1)Amaia Mújika Goñi: responsable de la Sección de Etnografía del Museo Vasco de Bilbao.
(2)Ane Albisu:
Filologa e Irakaslae de euskera, autora del libro "ATONDU".
(3)Retenido:
Maria Elena Etxeberri, Rosa Misciagna, Maria Etxebarne, Mario Arraga y Raquel Bidegain, son las 5 personas que siguen reteniendo el patrimonio de Ekin Kultur Taldea.