sábado, 13 de diciembre de 2014

CERRANDO EL AÑO

EUSKAL DANTZAK TAILERRA
EUSKAL ETXEA
LLAVALLOL
 2014
Hay días, en los que lo más intimo uno quiere y necesita sacarlo a la luz. Es un egoismo protagónico, lo cual va en los genes del ser humano, aunque nos cueste reconocerlo, es así y punto. Sencillo es, solo es hacer público lo que uno hace, si el orgullo de ser uno mismo y disfrutar en tu vida y trabajo de la pasión que acompaña tu andar-transeunte en esta vida, provoca recelos, mas bien serán celos mal resueltos del otro-bañados de ignorancia-, lo publico-hecho es sano, es confortable y es real. Ete aquí, hoy tanto fotograma protagonico, tanto primer plano, acompañado por esos dantzaris en ciernes, tan impulsivos, tan naturales, tan deseosos de pertenecer a la comunidad Euskal Etxea de LLavallol.

Un aurresku mañanero, una iglesia a rebosar, un fin de año mas presente, palpitado en cada gesto , en cada mirada, en cada palabra. Dos profesoras que dan vuelta a una página, unas paginas anteriores, llenas de amor a Euskal Etxea, llenas de entrega y pulmón tambien hacia la cultura vasca, diferentes las dos, iguales en su amor.



No son brazos entrecruzados al azar, o estiramientos gimnásticos con herramientas varias. Es algo mas, una conjución, propuesta, confianza, contenido, y una institución que confia en el trabajo. Se piensa, se propone, se ensaya y se plasma, que fácil. Asi es por suerte y si hubiera alguna espina intermedia el propio trabajo la estirpa y hace enmudecer. Unos zubiak/puentes, para dar un hasta luego a los egresados de 6º año.


No será la primera vez que repondo la misma pregunta, los trajes estan hechos en Argentina, los que buscan otra respuesta es solo para su autosatisfacción y justificación de la no-acción.

,,,,sin palabras,,,, más que divertidas!!!


Ya son varios los años por esta fechas, en los que mostramos nuestro trabajo en el taller a los residentes en el hogar de ancianos de Euskal Etxea. Es algo necesario y hermoso, es un granito de arena quizás insignificante, pero grano hace granero. Seguiremos.




Esas miradas, a un auditorio en silencio, compañeros de viaje, en su agur de Euskal Etxea, miradas sin saber que estarán pronto del otro lado, es lo hermoso, dar y recibir. Miradas sin saber todo, miradas para seguir eñ camino sin retorno de saber con amor, miradas complices  es un grupo, movil, dinámico, que se sustenta en muchas miradas.

Empezar rabioso, para acabar poético, es la vida.


AITOR ALAVA
13/12/14
Publicar un comentario