lunes, 29 de diciembre de 2014

Melodies of the Mountains by Sulambeka Mamilov



INGUSHETIA



Hace más de dos años la gran profesora Julia Martín, me susurró esta película. Ya bastaba para saber que estaba ante algo que me iba a gustar. Contemplar la filmación si saber su localización exacta, y dejar de pensar. Así fue. Pasó un tiempo, en el interior algo me decía que debía volver a ver aquellas imágenes, en idioma desconocido, danzas en escenario en mitad de montaña sin nombre, políticos que daban discurso de presentación y la nostalgia que invadía toda secuencia y plano de ella.

Perdí el link, como no se, lo perdí.

Ratos de búsqueda he pasado, búsqueda de imágenes, búsqueda de una idea, por un fin, por un sentido. Al final llegué al link, casi tres años después.

La búsqueda se volvió imposible, me sentía mal, no podía ser. Hasta que una luz allá por Mayo me iluminó. Lo que buscaba era una historia que ya conocía. Ver poses cómodas ante la cámara, dispararon sinapsis internas que iluminaron el rastro. La película retrataba el pasado-en el presente de lo que debiera ser una nación con nombre propio y no lo es. La localización a grandes rasgos era el Caucaso.

Una historia milenaria, una lengua milenaria, una cultura milenaria, una etnia milenaria, todo sin entender la lengua se codificó en mí. Un pueblo sujeto a los intereses de sus vecinos, algunos muy poderosos y con beneplácito internacional. Normal, es una historia conocida.

Contemplar cual es hoy la situación de Ingushetia, da que pensar. Que nunca tengamos que hacer película igual para Euskal Herria.



  
Aitor Alava
29/12/14

Publicar un comentario